martes, 7 de febrero de 2012

Cáncer de alma

¿Por qué ibas a querer enredarte en la cola del diablo,
Si es tan fácil ser tu propio confesor?
Si la excusa es tu aire, tu pan de cada día
Tanta pena por querer necesitar.

¿Por qué ibas a creer que esta vez sería distinto?
Si jamás entendiste el libreto a interpretar
Consultaste a tus gurues para luego evitar sus consignas
El aire cruje, no escucharlo es tu crueldad


¿Por qué ibas a esperar que el destino te arregle la vida?
Si hasta el deseo te pesa, ¿por qué ibas a intentar confrontar?
Mejor esquivarlo, mejor evitar la salida
Creyendo que amabas causaste más daño que dicha
Tanta pena por querer necesitar

No hay comentarios.: