jueves, 16 de enero de 2014

…y el sol que apenas me conoce pregunta de qué está hecha mi piel
encandilado le diré que es sólo un traje, que mis verdades viven bien bajo mis pies

puedo escuchar los aullidos y no perder la razón
puedo saber que estoy vivo sin escuchar mi corazón

de la vida no sé más que lo que hay bajo mis uñas
y me asusta que otros puedan entenderlo
sin embargo espero firme el peor de los castigos y lo hago sin siquiera pestañear

puedo escuchar la sentencia y no perder la razón
puedo acusarme de todo menos de acusarme bien

No hay comentarios.: